Los fondos detríticos o móviles y su valor para la pesca

¿Qué peces habitan los fondos detríticos o móviles?

Los fondos arenosos conforman fondos muy inestables, donde las masas arenosas están en continuo movimiento por corrientes o mareas, condiciones de inestabilidad que disminuyen con la profundidad, permitiendo a veces el desarrollo fanerógamas marinas, como Zostera o Posidonia, o de algas, como Caulerpa taxifolia, especie invasora que está sustituyendo a Posidonia oceánica en el Mediterráneo, encargadas de fijar las arenas a la vez que las enriquecen de material orgánico.

Los fondos detríticos o móviles y su valor para la pesca

La presencia de estas formaciones vegetales y la densa y variada fauna asociada a ellas se da en sustratos arenosos bañados por aguas bien iluminadas, limpias, oxigenadas, con un hidrodinamismo (velocidades acuáticas) débil, de ahí que aparezcan en ensenadas, radas, fondos de bahía, etcétera, donde las aguas están calmadas y protegidas.

En estas praderas de posidonia o zostera encontraremos salmonetes de fango, salpas, herreras, pequeños espáridos (sargos picudos, mojarra) y lábridos (doncellas, bodiones) como peces más característicos.

Viveros naturales

Su valor como criadores de pesca es muy alto, por la infinidad de invertebrados (isópodos o “pulgar de mar”, poliquetos o “gusanas”…) que se alimentan y asientan entre sus hojas y rizomas, y que nutrirán a formas juveniles de muchos peces costeros; pero también por ser utilizados por estos como burladeros de la predación.

Los fondos arenosos no fiados por praderas submarinas tienen mucha menos densidad y variedad de fauna: algunos bivalvos como la concha fina, algunos crustáceos como el cangrejo de arena, algunos peces como el salvariego o la araña…, especies que se protegen de sus predadores o aguardan a sus presas semi enterrados.Los fondos detríticos o móviles y su valor para la pesca

Esta escasez en diversidad y densidad es tanto mayor cuanto menor es el contenido de limos y material orgánico, y su interés para el pescador recreativo es por tanto limitado, si bien puede ofrecer ocasionalmente jóvenes bailas, herreras cortas de talla y demás especies que predan sobre los crustáceos (camarones y gambas).

Por su comunidad biológica pobre y su transparencia son fondos mas propios para el baño que para la pesca aquellos en los que no se fijan fanerógamas o algas por las corrientes que se dan en ellas y que mueven las arenas de continuo, y por los continuos avances y retrocesos de marea, que generan fondos litorales con marcas características con aguas quietas denominadas “ripple-marks” o rizaduras de marea en castellano.

Hidrodinamismo y granulometría

Con sus excepciones espaciales y temporales el grosor del grano de los fondos blandos se explica por el hidrodinamismo, por la velocidad y persistencia de los flujos acuáticos.

Así, allí donde las aguas tienen mayor velocidad, mayor energía cinética, las partículas más finas son removidas por las mareas y corrientes quedando elementos gruesos (gravas, cantos rodados), mientras que limos o arenas finas son transportados y sedimentan en aquellos fondos cubiertos por aguas calmas o que se desplazan con extremada lentitud, de ahí que estos sean arenales o fangales.

Fondos fango-arenosos están mejor representados en ensenadas, bahías y estuarios fluviales, y los de granulometría más gruesa (pedreros, canchales) sean propios de aguas costeras muy batidas. En general con el aumento de la profundidad los fondos móviles más finos (fangos, arenas finas, orgánico-detríticos) están mejor representados, defendidos por el menor hidrodinamismo marino en profundidad

Fondos fangosos

Rara vez se encuentran fondos fangosos en estado puro, que son más propios de caños y lagunas marismeñas y muy frecuentemente se presentan como fondos areno-fangosos o fango-arenosos (según sea el elemento dominante) muy propios de las aguas resguardadas de los estuarios aunque también se encontrarán a profundidades donde las aguas apenas tengan corriente, primeros responsables de la alta fertilidad de estas zonas de aguas someras, que solo son rebasadas en ella por las marismas litorales.Los fondos detríticos o móviles y su valor para la pesca

Estos fangos proceden de materiales muy finos (limos, arcillas) traídos por las descargas fluviales tras los periodos de lluvias, y fertilizan las aguas del estuario, o lo contaminan, pues también depositan contaminantes que estas puedan traer (fosfatos y nitratos de origen agrícola y urbano fundamentalmente).

Alimento para peces en suspensión

Con estos materiales finos se mezclan pronto materiales orgánicos procedentes del denso plancton que abunda en estas aguas fertilizadas y que le quitan transparencia al fondo, estableciéndose sobre él una playa de bacterias y otros microbios descomponedores, sirviendo unos y otros como alimento de filtradores (bivalvos y algunos poliquetos filtradores o “plumeros”) y que servirán en la red trófica como presas de invertebrados carnívoros (estrellas de mar y gasterópodos o “caracolas”) y de peces.Los fondos detríticos o móviles y su valor para la pesca

Pero también abundan los anélidos cilíndricos y otras “gusanas” carnívoras o carroñeras, y entre los bivalvos más apreciados esta la almeja de carril o japonesa, el berberecho y la navaja, pero también coquinas, almejas reloj, etcétera. Y también cangrejos cazadores y carroñeros, claro está.

Entre las plantas de porte de estas aguas resguardadas se puede encontrar la fanerógama Zostera noltii, que aparece en llanuras mareales poco expuestas de sustrato limoso o arena fina enriquecida en materia orgánica. Esta fanerógama resiste bien las condiciones eurihalinas (con cambios bruscos de salinidad), las altas temperaturas, el sol directo en bajamar y las pérdidas de agua por evaporación cuando esta emergida.

Habitantes diversos de los fondos

Los peces más típicos de estos sustratos tienen formas planas, como el lenguado, el rodaballo, la acedia, la platija o el torpedo, pero en ellos son también abundantes algunos pelágicos, como distintas especies de lisa que frecuentan también los fondos arenosos puros, aunque en menor abundancia.

Estas aguas abrigadas y productivas tiene un valor añadido como parques de alevinaje y cría de numerosos peces costeros, que además de abundante alimento (zooplancton, invertebrados , vagiles macroscópicos, etcétera) tienen en la opacidad de sus aguas una buena defensa contra la predicción, y así encontraremos en ellas ejemplares juveniles de lubina, dorada, corvina, algo común, chopa, etcétera.Los fondos detríticos o móviles y su valor para la pesca

A estos fondos fangosos estuáricos y a la diversa y abundante comunidad biológica  que se establece en ellos (y que junto a las marismas costeras son los ecosistemas que más hacen para mantener los peces costeros que le sirven de recreo al aficionado) les suele esperar un futuro cada vez más regresión, por el represamiento de los grandes ríos (el embalse de Alqueva sobre el Guadiana como el ejemplo más reciente) que limita la capacidad de transporte fluvial, incluso el de las partículas más finas (limos), imprescindibles para el mantenimiento de estos fondos fangosos.

Peces de los diferentes fondos

Existen peces poco exigentes con las condiciones ambientales, que soportan contenidos de oxígeno, concentración salina o temperaturas acuáticas muy diversas, como las llamadas lisas o mújoles (capitán, galupe, corcón…) o el apreciado robalo, y se les encontrará en biotopos acuáticas muy diversos (último tramo fluvial, estuarios, campos marismeños, fondos de arena, fangales…) y también el sargo común, propio tanto de canchales como de praderas submarinas o de fondos mixtos, mientras que otros peces son extremadamente exigentes con su medio, por lo que solo se les encuentra en hábitats muy concretas.

Sirva de ejemplo el sargo bedao, que busca entornos rocosos oscuros. O el corvallo, que también busca esos entornos luminosos cortos durante el día, asociándose a fondos de grandes rocas, donde se instala bajo cornisas y oquedades, al igual que lo hace la morena o el mero.

Conclusiones

De este repaso por los fondos litorales más característicos el pescador deportivo debe sentirse deudor especialmente de los fango-arenosos estuáricos, de los arenosos cubiertos por praderas su marinas y de los rocosos colonizados por organismos coloniales, como los corales, que son los que alumbran una mayor diversidad de vida marina y, en consecuencia, soportan altas densidades de peces de bastantes especies.

De su defensa y mantenimiento frente a redes barrederas, “chuponas”, contaminación, etcétera, depende en la mayor parte la existencia de muchas y buenas piezas al alcance de nuestros cebos y señuelos.

TOP VENTAS: Descubre Los SECRETOS de la pesca en el MAR

¿Te gustaría conocer todos los secretos que la pesca deportiva en el Mar esconde?
¿Quieres convertirte en un pescador experimentado en muy poco tiempo?
¿Quieres pescar más y mejor pero no sabes donde poder aprender el arte de la pesca?

Autor Post Ecología Acuática
Autor blog ecología acuática

Teresa

Hola soy Teresa, mi vida es la pesca y es que llevo más de 3 décadas dedicándome a la venta de material deportivo para pescadores de todo tipo, aquí hablo sobre el mundo submarino y todo lo que allí se encuentra, no hay nada mejor que conocer el comportamiento de los peces para saber como actuar en cada momento.
Ver todos mis post de ecología y peces

Si te ha gustado este post, compártelo con tus amig@s, gracias 😃

Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
Los fondos detríticos o móviles y su valor para la pesca
Puntuación:
51star1star1star1star1star
¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 3 Media: 4.3]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *